Manos Sin Fronteras Logo

Manos Sin Fronteras

¡5 minutos al día cambiarán tu vida!

¡Ahora y Hoy!

La Jardinera - 1 de mayo de 2017

Mis queridas semillas,

Hoy en día se habla mucho de viajes, antes de viajar al Universo, vais abrir vuestro corazón, lo abrís y veis que hay una lucecita encendida, es un reflejo tan brillante, tan brillante de Luz y esa Luz es especial, esa Luz es de la Luz Divina que lleváis dentro, mirarla que bonita, le vamos a dar mucha energía y más fuerza para que se llene el corazón y lo llene de bondad, de humildad también de alegría y de risas y de ese sentimiento que los hombres llaman amor; es un sentimiento muy agradable pero no es el amor de pasaje, ni el amor de una quimera ni el amor de una fantasía o de un sueño, sino el amor auténtico, esos momentos que se pasan a veces contemplando una flor, un árbol magnifico, la cara de una niña, la sonrisa de un hombre, dar la mano y ver como los humanos estiran sus manos y unidos reflejan esa sonrisa con ese sentimiento que no se puede explicar, es el más grande y repito una vez más, el hombre le ha dado para llamarlo amor pero va más allá que el amor, es una unión, es un lazo que se une a todas estas luces, al Universo, a sus estrellas, esas que soñamos con acariciarlas y venís de ellas, esas estrellas que son como vuestros ojos cuando contempláis con vuestro corazón. Viajes, viajar es rejuvenecer, viajar es realizar y vais a comprender muy bien porque…

…En un viaje organizado fueron los habitantes de un pueblo y de una ciudad, había muchísimos autobuses entraron se colocaron; el autobús era confortable, era un pullman, lo más cómodo, lo más bonito, una vez que estaban sentados, colocaron sus bolsos sus mochilas y el autobús se puso en marcha, hicieron varios kilómetros, 100 kms, 500 kms ya llevaban más de 1000 kms y no miraban por las ventanas ya que las ventanas llevaban unas cortinas para el sol y no podía verse, no pensó nadie en retirar las cortinas, el paisaje donde iban había caballos, praderas, ríos con aguas preciosas, cascadas, pasaron también cerca del mar Mediterráneo, el Atlántico, el océano, había plantaciones de banano de palmeras pero no pudieron ver nada, en las praderas había animales, flores extraordinarias y muchos hombres que estaban, unos cortando el trigo, los otros en máquinas cosechando las hortalizas, el paisaje era de una belleza única pero nadie en los autobuses se percató y nadie dijo “vamos a recorrer o retirar las cortinas” No. ¿Por qué mis semillas? Porque estaban ocupados pensando “quién tendrá los asientos mejores los de delante o los de detrás o los del fondo que tendrán más sitio y son más anchos” después “¿quién tendrá los elogios? ¿quién hable más, quién explique, quién cante? ¿Y, cómo llegaremos? ¿Y dónde iremos a comer? ¿Y qué vamos a visitar? Así pasaron los miles de kilómetros y cuando llegaron al destino, mis queridas semillas, miraron hacia atrás ¡no vieron nada! Así es la vida de cada uno de nosotros como ese viaje, hay que vivir el ¡AHORA Y HOY! Si no vivís el AHORA Y HOY habréis perdido la mitad de vuestra vida y habrá pasado como ese paisaje de campos dorados, de campos de viñas con racimos preciosísimos, de sus cocos, de sus frutas, de sus flores, esa es vuestra vida si no la vivís AHORA Y HOY, porque no podréis conocer el mañana y el pasado ya no existe y los frutos serán los que lleváis dentro y las flores vuestra alegría y el trigo vuestro alimento y las montañas vuestra fuerza y el agua la vida. Cuando subáis en el autobús de la vida, vivir cada instante, disfrutar, si estáis en la montaña mirar bien alrededor vuestro, hay árboles autóctonos en cada lugar de donde vivís, muchas veces nos preguntan y no lo sabemos, también hay que escuchar, en cada lugar hay pájaros. Aquí en la montaña los árboles son avellanos, robles, abedul, pinos, bog, y animales tenemos bambis, corzos, zorros, mapaches, jabalís, ratoncillos de campo, gatos y especialmente pájaros, el carpintero, el jilguero, algunas personas que vienen ni siquiera se han preguntado, ni se han parado a conocer, solamente uno dijo, “mi pájaro preferido es el cuervo” justamente aquí no pasan; hay cerezos, frutales y hay tres ríos con aguas frescas y unas cascadas preciosísimas. Hay que vivir el HOY EL AHORA.

También está la Casa Templaria donde está el río de oro, el oro hace parte vuestra vida mis estrellas, vivir el HOY Y EL AHORA y disfrutar de un postre, de una pupusa, de un taco, de unos frijoles, un gallo pinto, un buen trozo de pan de payes, un buen casulé ¡disfrutarlo! Y terminaremos dándonos la mano a los jóvenes que es el amor más grande de La Jardi, de La Jardinera y a sus estrellas, nos damos la mano y ya no tenemos que decirnos nada más porque sentimos ese amor y con él La Jardinera.

Con todo mi amor,

La Jardinera